Hispanic Heritage Month: Latinxs enfrentan estigmas al hablar español

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Los eventos de odio que ocurrieron en Luther durante el año pasado indican que el ambiente de la institución no siempre ha sido amigable con las minorías. En particular, el evento relacionado con La Mesa de Español reveló las dificultades que enfrentan lxs estudiantes latinxs cuando hablan su lengua materna en público.

Juan Velasquez Quiroga (‘21) recuerda haberse sentido rechazado al hablar español  públicamente.

“Estaba hablando con mis amigos en la cafetería, sentado en una mesa, hablando español,” dijo Velasquez Quiroga. “Una empleada de la cafetería estaba sentada en la esquina de esa mesa y comenzó a mirarme. Me estaba mirando de manera horrible, con desagrado.”

De acuerdo con Velasquez Quiroga, las miradas de la empleada no tardaron en convertirse en acciones.

“Después, ella se me acercó y me preguntó si hablaba inglés,” dijo Velasquez Quiroga. “Yo le contesté que sí.

También le dije que además de inglés hablo francés, portugués y español. Ella me contestó, ‘oh, aquí es estados unidos, y en este país hablamos inglés. Así que si sabes inglés, deberías de hablarlo.’”

Este tipo de experiencias han llevado a Velasquez Quiroga a sentirse excluido de la comunidad de Luther en algunas ocasiones.

“Quiero poder llamar a Luther mi hogar porque sé que viviré aquí por cuatro años, pero siento que no puedo sentirme en casa por las experiencias que he tenido que vivir,” dijo Velasquez Quiroga. “Hay personas que me señalan, me apuntan, y de cierta manera, me acosan sólo por cómo luzco.”

Los eventos de odio en la cancha de fútbol afectan a Velasquez Quiroga directamente por que él trabajaba en la Mesa de Español cuando sucedió. Sin embargo, las experiencias de Velasquez Quiroga no son eventos aislados. De manera similar, Jasmin Arias (‘21) recuerda el enojo que sintió después de que un miembro de la comunidad hizo comentarios negativos mientras Arias hablaba español en público.

“Eso me enojó por que yo puedo hablar español si quiero,” dijo Arias. “No hay ningún letrero que diga que no puedo. Me hizo enojar por que, primero que nada, es mi lengua materna y mi cultura. Ellos están diciendo que hablar [español] está mal.”

Arias añadió que el estigma hacia lxs hispanohablantes también está dirigido a su identidad personal.

“Cuando la gente hace comentarios negativos acerca de un idioma, ellos piensan que es hacia el idioma mismo y no hacia las personas que lo hablan, pero la lengua es una gran parte de nuestras culturas,” dijo Arias. “Muchos de nosotros nos identificamos con nuestro idioma, es parte de nosotros. El español es parte de quien soy porque yo crecí hablando español, en una casa en la que solo se hablaba español.”

Sin embargo, no todos lxs latinxs hispanohablantes en esta institución enfrentan este mismo estigma.

“En lo personal, nunca he tenido ninguna experiencia realmente mala [hablando español en público],” dijo Izzy Vazquez (‘19). “Claro que tengo muchos amigos que han tenido sus experiencias, pero yo nunca, especialmente no estando en campus.”

Vázquez añadió que se ha sentido más cómodo hablando español conforme sus años en luther han transcurrido.

“Me contuve de hablar español durante mi primer año por que no tenía a nadie con quien hablarlo, pero también por que estaba en un lugar nuevo,” dijo Vázquez. “Ahora lo hablo en público, nada me lo impide.”

De manera similar, Profesor Asociado de Español Alfredo Alonso Estenoz dijo que él no ha notado un estigma relacionado al español.

“Nunca he experimentado [un estigma] personalmente, y eso que yo hablo español con mis colegas todo el tiempo,” dijo Estenoz. “Hablo español con algunos de mis estudiantes que están cursando una concentración mayor en español o con mis estudiantes latinos.”

Sin embargo, Estenoz reconoció que las experiencias de lxs profesores y lxs estudiantes vienen desde diferentes perspectivas.

“Es diferente cómo yo veo las cosas desde mi perspectiva en comparación con la perspectiva de los estudiantes porque ellos viven en el campus 24/7,” dijo Estenoz. “Creo que es difícil para los profesores entender todo lo que pasa en las vidas de los estudiantes.”

Estenoz destacó la importancia de mejorar la comunicación entre estudiantes y profesores.

“Creo que sería beneficioso si escucháramos más acerca del estigma, por que si estos eventos pasan día a día, necesitamos saberlo,” dijo Estenoz. “No estoy seguro de cómo podríamos intervenir, pero puede que los estudiantes estén pensando que no nos importan este tipo de situaciones cuando en realidad la mayoría de las veces ni siquiera nos enteramos.”

Print Friendly, PDF & Email